miércoles, 20 de febrero de 2013

Fran (Tenerife)

Fran Trujillo (Tenerife, Canarias)

Sí, me sumo a este Blog, porque verdaderamente Gay se nace. Nací en una familia en la que ni imaginaban tener un hijo gay ya que mi padre era y es un hombre  con unos ideales de los que no podrían, ni aceptarían a un hijo homosexual, pero la vida te da limones, como dice la canción para que aprendas hacer limonada. 


Cuando descubrí  que algo me pasaba, que no era como el resto de los demás chicos, quise enloquecer ya que me gustaban ciertas juegos, coches, pero también me gustaba ese compañero de clase por el que suspiraban mis amigas; quise morirme cuando sólo de pensar que si mi padre se enteraba de que yo era homosexual, me mataría él mismo, así que decidí desaparecer con tan sólo 15 años de mi casa, ocultando mi orientación sexual.

Decidí irme al seminario y, con el tiempo, a una congregación religiosa. Allí pase unos años, pero sabía que esa no era mi vida; necesitaba amar libremente y decir a todo el mundo que era gay. Decidí, entonces, abandonar y como un perro con el rabo entre las piernas, me presenté delante de mi padre para decirle que si me daba un techo, pero que yo era homosexual. 

La respuesta de mi padre fue algo, que ni en mis  mejores sueños, podría imaginar. Su respuesta fue: “puedes vivir aquí, aquí tienes tu casa; eso sí, no quiero verte en mi casa con ningún hombre”. Yo pensé que ni me iba a dejar vivir allí.

Pasaron los años y yo ya salía con algún chico. Entre amoríos, desamores, y desengaños, terminé conociendo a un hombre con el cual hace 5 años que estoy viviendo, así que me fui de mi casa. Mi padre tuvo que entender que si quería verme era con mi actual pareja, y aceptó que empezara a ir su casa.

Hoy se habla del orgullo gay, de su celebración, aceptación y lucha por la igualdad, pero si de alguien yo me siento orgulloso es de mi padre, porque me ha hecho ver que desde el Amor, todo se comprende, acepta y entiende. El mayor regalo que me ha hecho mi padre fue haber estado acompañándome el día mas feliz de mi vida ,el día de mi boda; allí estaba, ese hombre al que de pequeño le tenía miedo porque pensé que nunca aceptaría mi homosexualidad. Sin embargo, allí estaba e padre más orgulloso que pude desear.

Por eso pienso que el amor todo lo puede. Hoy, mi marido es uno más de la familia y doy fe que mi padre lo quiere más a él que a mí (jejeje) y, por eso, digo que estoy orgulloso de mi padre y sé que él de mí. Así que, como dice este Blog de Octavio, Gay se Nace, y así es.

Soy gay desde el día que nací y orgulloso estoy de serlo. Gracias a todos los que durante años habéis estado y seguís ahí, a mis padres y, sobre todo a ti, MI amor, Mi vida, Mi Gran Amigo, Mi Marido.

9 comentarios:

Solete dijo...

Eso es lo que deberían hacer todos los padres ;)

Anónimo dijo...

Viva!!!

Anónimo dijo...

No sé si gay se nace. Yo siempre he sido hetero y si ahora estuviera solo seguramente intentaría relacionarme con un hombre que me diera lo que ahora me apetece.
Solo que mi vida ya está formada y tengo familia, así que en otra vida será, pero alguna vez pienso en ello. Quizá no todos nazcan gays, sino que se hacen luego.

Anónimo dijo...

Yo vivi de cerca esta historia y si se pasa mal no todos cuentan con el cariño y comprension de la familia ,y tu tienes la dicha de poder gritar a los cuatro vientos que eres gay y ser tu mismo sin reprimirte o tener que aparentar, conoces el amor que es como debe ser porque el amor no es una condición de genero ,si no un privilegio que pocos conocen, asi que mi querido hermano se feliz que te lo mereces.un beso

Fran dijo...

Muchas Gracias por vuestros comentarios, Solete, es verdad que todos los padres deberían ser así, pero a veces la realidad es otra, espero que muchos padres lean mi relato y vean que todo se puede desde el amor y a los anóminos Gracias Anónimo 1 por ese Viva tan grande, Anónimo 2 Gracias por tu comentario y si es lo que te apetece,solo se vive una vez y Anómino 3, Que decirte que TE Quiero Gracias por ser la mejor hermana del Mundo!

Anónimo dijo...

CHAPO POR TI Y POR ESE PADRE QUE TIENES ,

Anónimo dijo...

Esta es una historia que debería escuchar mucha gente para que aprendieran a afrontar su sexualidad sin imaginar consecuencias que puede que se den y puede que no. Felicidades por tu valentía, compi....

Flory dijo...

¡Me ha encantado Fran! Puedo imaginar la angustia tan grande sentir que tienes que abandonar tu casa por pensar que no te van a aceptar. ¡Tu propio padre!
Menos mal que tú tuviste suerte. Para todos aquellos cuyos padres los negaron como hijos, les diría 2 cositas:
1.- Usted reniega de un hijo de su sangre no de un homosexual
2.- Ese hijo que a usted le molesta, fue engendrado con su "ayuda". Él no decidió cómo debía nacer. ¿Quién es culpable o responsable?

Soy hetero, pero soy madre!! Mis hijos han nacido de mí y aquí he estado siempre para recibirlos como vinieron a este mundo. Como me hubiese gustado a mí que me recibieran: Con libertad, con amor, con tolerancia... Y sobre todo, con todo el apoyo que una madre está obligada a dar por naturaleza a quien pare.
Lo que sí es cierto, es que lucharé para que a ninguno de los dos nadie tenga que ofender o menospreciar por su condición sexual sea cual sea. Y empiezo por este Blog, para poner mi granito de arena en hacer cambiar a esta sociedad. Que la gente hable sin miedo, que la gente acepte sin prejuicios... Quiero allanar el camino para que nadie tenga que esconderse y vaya con la cabeza bien alta.

Me alegro por ti Fran. ¡Ole por tu padre! Sí señor!

Flory Caraballo

Carlos dijo...

Muy bonita historia. Y un gran ejemplo de valentía para muchas personas.
Ojala todos los padres fueran así...
Aunque creo que en manos de los hijos también está la acepatación por parte de ellos.
Felicidades y Gracias FRAN!!!!!