martes, 26 de febrero de 2013

Mi derecho a no ser visible

"Yo quiero desde aquí y como usuario anónimo reivindicar mi derecho a no ser visible"
Anónimo


Querido amigo, felicidades por el Blog. No sabía como publicar una entrada, así que lo hago desde aquí. Si te parece acertado el comentario, lo puedes publicar. Un saludo y adelante!

Acepté mi condición sexual bastante tarde; había tenido ciertos contactos con la homosexualidad y sabía internamente lo que me gustaba desde que empecé a masturbarme, pero como le pasa a casi todos, una cosa era saberlo y otra aceptarlo. Una vez que dí el primer paso, comenzó un lento proceso de asimilación y comunicación.


Es respecto a la comunicación de mi sexualidad que quiero hacer un par de reflexiones. Conste que no escribo para criticar la visibilidad; en absoluto. Pero en todos los relatos e historias que he leído he visto una única postura: la de hacerse visible para conseguir avances de “normalidad”. Pues bien, yo quiero desde aquí y como usuario anónimo reivindicar mi derecho a no ser visible, a guardarme mi sexualidad y a compartirla sólo con las personas a las que yo elijo porque quiero compartir la normalidad de tantos millones de parejas heterosexuales que no necesitan en absoluto enarbolar ninguna bandera, abanderar ningún movimiento, para vivir su vida en la intimidad de la alcoba.

Para mí, y creo que para muchos más, la normalidad, la normalización de la homosexualidad pasa por una vida tranquila en pareja sin necesidad de hacer reivindicaciones con las que además no todo el colectivo gay tiene por qué estar de acuerdo. Se que es demagógico referirme al divertidísimo carnaval de carrozas y disparate del día del orgullo gay, la mayor fiesta de, por ejemplo, Madrid. No me siento para nada identificado con ese día, ni con la imagen que el colectivo transmite en esa celebración; lo estoy con su significado original.

Creo que uno de los caminos para la normalización del amor natural que surge entre dos personas del mismo género se recorre también con el respeto que en los demás produce una vida de pareja absolutamente tradicional en comparación a las heterosexuales.

Insisto en que he “salido del armario” con mi familia, con mis amigos más cercanos y que no niego mi condición si se me pregunta frontalmente. Pero me guardo mi vida privada en mi vida laboral, por poner un ejemplo. De la misma manera que no todo el mundo sabe que soy zurdo, no todo el mundo sabe que soy gay. Me gusta que sea así, respeto y admiro a quienes luchan en primera línea, pero pido también respeto por mi decisión. Podría poner miles de ejemplos de acción solidaria callada en otros ámbitos de la vida, pero me temo que si siguiera escribiendo sobre el tema, además de hacerme pesado, habría quien lo vería como una justificación a mi argumento. No necesito justificarme, sólo quiero que me dejen vivir la vida como creo que debo vivirla y mi decisión, después de poner pros y contras de una visibilidad manifiesta en una balanza, es seguir en la retaguardia. Gracias por comprenderme.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Amigo,

Me parece muy acertado y correcto tu comentario, me identifico en todas y cada una de las cosas que dices. Yo también reivindico la libertad de las personas a no ser visibles, si no quieren. No defiendo la NO VISIBILIDAD, sino que cada uno pueda vivir su vida como desee, sin verse obligado a reivindicar en la esfera pública una parte de su intimidad. Me considero una persona reservada, y en diferentes ámbitos me guardo de mis opiniones, de mi ideología política, de comentar mis aficiones, porque considero que a la gente no le interesa lo que yo hago o pienso. ¿Por qué ha de ser diferente con mi sexualidad? ¿Por qué no puedo yo elegir a quién le interesa saberlo y a quién no?

Yo también considero que vivo mi sexualidad de una manera normal, y yo decido con quien comparto esa información (familia, amigos), pero me siento incómodo cuando me siento presionado por no ser reivindicativo.

c dijo...

Bueno, bueno, vamos a ver. Entonces en tu trabajo si eres zurdo escribes con la diestra para que no se den cuenta o qué. Y si te llama tu pareja lo tratas como a un amig@ para que tampoco se den cuenta. Porque por lo que dices sólo vives tu homosexualidad delante de aquellos a los que se lo has dicho y con el resto te comportas de otra manera. Me parece, y no quiero juzgar tan fácilmente, que realmente así nunca podrás conseguir la felicidad plena. No pretendo que salgas con una bandera en la frente pero sí me gustaría que si en tu trabajo te preguntasen quién te llamó que dijeras con orgullo que era tu novi@ y no un amig@, porque un heterosexual seguro que lo diría con absoluta normalidad a no ser que se avergonzara de su pareja. No es cuestión de ser visible o invisible sino de ser NORMAL.

Anónimo dijo...

Huy! Empezamos a juzgar, después de decir que no se va a hacer. :)) yo tampoco digo que era mi novio cuando me llama si no quiero decirlo. Lo peor de la intolerancia es practicarla entre nosotr@s. Respeto la opinión de Anónimo, y aunque no sea lo que a los activistas de la causa les gusta, es la opción que elige una gran mayoría. Yo la vivi una larga temporada aunque después decidiese cambiarla.

c dijo...

Yo estaba dando mi opinión. No decía que no fuera feliz sino que yo opino que así realmente no lo es. Pero si lo es pues mejor para él. Y gracias a la gente que ha dado la cara y sigue luchando por ello, España es lo que es hoy en día respecto a los derechos de nuestro colectivo. Y esa gran mayoría que tú dices disfruta de esos derechos aunque no lo quieran reconocer.

Anónimo dijo...

este comentario me ayudo bastante.
en estos dias he vivido ciertas experiencias que me han hecho dudar acerca de mis preferencias sexuales.
la cosa esta en que no se como decirle a mi familia acerca de que me gustan mas los hombres que las mujeres. igual a ellos les debo ocultar que soy bisexual ?

Anónimo dijo...

"yo quiero desde aquí y como usuario anónimo reivindicar mi derecho a no ser visible, a guardarme mi sexualidad y a compartirla sólo con las personas a las que yo elijo porque quiero compartir la normalidad de tantos millones de parejas heterosexuales que no necesitan en absoluto enarbolar ninguna bandera, abanderar ningún movimiento, para vivir su vida en la intimidad de la alcoba."

Es verdad, almenos para mi y creo que no era el único que pensaba así.
Claro que se puede ser feliz si uno se acepta tal y como es...la felicidad empieza por reconocerce y respetarse A SI MISMO.

Lo de "salir" (no entiendo porqué desde el principio alguien dice que uno se "encierra") también debe ser un derecho, no todos estamos de acuerdo en las mismas cosas, incluso en esta condición, así como TODO tipo de grupos que se les ocurra tampoco lo están.

De la misma manera, alguien puede conservar un secreto, el que sea,y tiene el derecho a decirlo o no. Se ha insistido tanto en salir que ahora es la frase con la que ondea la bandera y no debe ser así, ya que decirlo debe ser considerado como derecho y no una obligación (hasta para ser reconocido entre el mismo grupo).

Ronnie dijo...

Totalmente de acuerdo.
Supongo que habrá muchos que sospechen de uno, no me importa no tengo que salir a gritar comunicando con quien me encamo.
En la ceremonia de mi (nuestro) casamiento estuvieron mi familia y mis amigos queridos.
Solo eso necesité (necesitamos).
Besotes mil.

Blackmount dijo...

la razon por la cual los heterosexuales no hacen desfiles ni enarbolan banderas es muy simple: la sociedad no trata de desconocer su existencia, por lo tanto no lo necesitan. Posiblemente las personas que salen a hacer estas manifestaciones no sean las mas ortodoxas, ni las mas agradables al ojo, yo tampoco me siento identificado muchas veces con ellos, probablemente no son el tipo de personas que incluiría en mi círculo de amigos mas cercanos, pero la verdad es que hacen una labor muy importante, recordandole a la sociedad que las personas lgtb y demas letras, existimos, que el mundo hay que compartirlo con todo tipo de personas, hasta las que no comparten el modo de sentir. Durante mucho tiempo yo tambien me senti comodo en un perfil mas bajo, puesto que esto ayuda a esquivar la discriminacion y el odio, pero me di cuenta que es una solucion temporal, porque a la larga uno siempre termina enfrentandose a estos problemas por mucho que uno piense que no se le nota o que es muy discreto. me parece que vivimos un momento de la historia similar que el que vivieron las personas de color hace algunas decadas, en el que poco a poco pudieron ayudar a la sociedad a dejar un poco atras los prejuicios absurdos que existian contra ellos y llegar a ser considerados iguales. obviamente es decision de cada quien si quiere mantenerse en la oscuridad y velar unicamente por su propio interes, o aportar su grano de arena a este proceso. y la unica manera de hacerlo es viviendo la vida con normalidad, sin excusarse por ser quien uno es