viernes, 25 de febrero de 2011

Pablo Delgado (Arrecife, Canarias)

Pablo Delgado, nacido en Buenos Aires, reside actualmente en Arrecife

Dicen algunos que va en la genética, que es el resultado del entorno afirman otros…yo, sin embargo, no me lo planteo. Casi al mismo tiempo que aprendía que el 2 vas después de 1, que los gatos no me gustaban, al mismo tiempo que elegía el tomate como comida favorita, al mismo tiempo descubrí que prefería mirar a los chicos!. Recuerdo que en el colegio, a la hora del recreo, mi amiga Norma y yo, decidíamos con el mejor criterio que se podía tener al estar en 1º de primaria, cuál era el chico más guapo del “patio de los mayores”. 


Mi infancia y adolescencia pasaron sin más. Ni frío ni calor. Eso sí, para contentar a las masas elegí entre mis compañeras a “la chica que me gusta”.  A los 18 años comencé la universidad, y fue entonces cuando empecé a vivir plenamente; no digo que salí del armario porque nunca consideré estar dentro. Desde entonces he vivido rodeado de amigos y amigas siendo uno más. Todxs hemos reído, llorado por amor, todxs nos cogíamos borracheras de fiesta, todxs sangrábamos si nos cortábamos!. El hecho de ser gay, de sentir amor por una persona de mi mismo sexo, no es más que una cualidad, igual que mi amiga es delgada o mi amigo alto..

Da igual si se nace, o si se hace, lo importante es tener la opción de vivir en libertad siendo lo que cada uno es. No hay más. 

2 comentarios:

Lulu dijo...

Ole

Anónimo dijo...

es cierto, yo no considero necesario salir del clóset si es que no te sientes dentro de él (o te haz encerrado tu solo).

Es más, ni siquiera considero que deba confesarlo, al fin y al cabo es algo tan íntimo (y tan mio) que solo lo compartiré con quien crea necesario y no acomplejarme por eso