viernes, 18 de marzo de 2011

Protesta contra los 2.000 días del recurso al matrimonio gay del PP


Shangay Lili expresó recientemente su oposición al recurso al propio Rajoy

Se cumplen 2.000 días desde que el Partido Popular (PP) presentase su recurso contra el matrimonio homosexual ante el Tribunal Constitucional y se perfilan las primeras protestas en la Red en las que se exige que los populares retiren el mismo. El colectivo gay de Madrid (COGAM) ha sido uno de los primeros en tomar la iniciativa y, además de la creación de un grupo en Facebook, ha convocado una concentración el próximo miércoles, de 18 a 19 horas, frente a la sede del PP en Madrid, en la calle Génova 13.


“¡Ni un día más! Exigimos al Partido Popular que manifieste públicamente su apoyo a la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Y que, por tanto, desista del recurso interpuesto contra la misma”, asegura COGAM en la presentación de su grupo en Facebook.

Mucho nos tememos, a tenor de las últimas declaraciones de Mariano Rajoy, en las que expresa abiertamente su oposición al matrimonio gay, que el PP no dará ni un solo paso en la dirección que reclaman los colectivos LGTB y mantendrá su recurso en el Tribunal Constitucional.

La creación de dicho grupo en Facebook ha servido para que se multipliquen las opiniones favorables a su retirada.

Rober Pazos Roiz señala que “no sólo el matrimonio homosexual no ha destruido a la familia "tradicional", ni siquiera a incitado a la gente a salir del armario”.

Ellen Alacid Castro espera que los que asistan a la concentración “consigan hacerles entrar en razones. Estamos en el siglo 21, hombre”.

Gorka Galende Cuadra advierte que cuando el PP alcance la Presidencia del Gobierno “va a revocar las leyes que velan por los gays, los chica, chico, chique, etcétera.” (en referencia a las criticas vertidas contra Carla Antonelli en un programa de Intereconomía).

Lady Escarlatina pide “tolerancia; prohibición sólo una: la intolerancia”.

Carlos Ele opina que “al menos por sentido común ese partido (PP) debería desistir. El matrimonio entre personas del mismo sexo no ha destruido la sociedad española -como esgrimían los fanáticos- sino que la ha hecho más abierta y más respetuosa hacia la diferencia”.

No hay comentarios: