viernes, 22 de abril de 2011

Homosexuales castos y piadosos en el Vaticano


Las robustas paredes del Vaticano comienzan a tambalearse ante el escándalo que se avecina con la salida a la venta de una nueva publicación en la que el periodista Carmelo Abbate revela que los sacerdotes que se refugian en su interior bajo la promesa de castidad no son tan beatos.

Benedicto XVI no gana para disgustos y al reguero de denuncias que se multiplican por medio mundo sobre casos de pederastia se suma ahora un nuevo libro en el que se detalla que un número elevado de sacerdotes que trabajan en el Vaticano o que forman parte de las congregaciones católicas presentes en Roma son homosexuales.

“Sex and the Vatican, viaje secreto en el reino de los castos”, describe a través de testigos anónimos las relaciones amorosas entre curas. Una cosa de lo más sana y normal, pero no para las mentes puras y castas de quienes regentan la Santa Sede.

“Sacerdotes de todas las nacionalidades reparten sus vidas entre las austeras salas de Via de la Conciliazione (la avenida que conduce al Vaticano) y la movida de Roma by night”, sostiene la editorial italiana del libro, Piemme.

El libro, cuya credibilidad es limitada debido al carácter anónimo de los testigos, habla también de relaciones amorosas estables con mujeres, de la existencia de hijos e hijas ilegítimos y menciona inclusive abortos clandestinos.

Abbate denuncia la cultura del secreto y la voluntad de la Iglesia de negar la realidad ante los deseos sexuales de los sacerdotes.

Carmelo Abbate
En la revista Panorama, el periodista había denunciado ese fenómeno en un artículo titulado “Las locas veladas de los curas homosexuales”.

La diócesis de Roma había prometido “perseguir con rigor” ese tipo de comportamiento “indigno”.

El Vaticano no ha querido comentar el libro ni la conferencia episcopal italiana.

El Vaticano no niega la existencia de curas homosexuales, tanto que el mismo papa Benedicto XVI propuso una mayor selección para evitar que jóvenes con esa tendencia entren a los seminarios.

Interrogado, el vaticanista Marco Tosatti recordó que se suele generalizar sobre el tema y que pueden existir sacerdotes “con tendencia homosexuales, pero castos y piadosos”.

Fuente: AFP


6 comentarios:

Manolito dijo...

No discuto que las posiciones de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad son a menudo muy hostiles. Pero a menudo veo que también existe una campaña de acoso por parte de la homosexualidad militante contra la Iglesia, a la que se caricaturiza como un antro de pederastia y (ahora también) homosexualidad oculta.
La dinámica del "y tú más", vista desde fuera, es desalentadora y da mucha pereza
Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Manolito, vos mismo lo decis, la iglesia catolica es hostil con la homosexualidad, y siempre pasa que cuando se les contesta o nos defendemos pasamos a ser los agresivos.
Por otro lado me gustaria saber como va a hacer el papa para seleccionar a los que entren y saber que no son homo, y... que quieren decir con "homosexuales castos y piadosos"?

Octavio Caraballo dijo...

Es una referencia al vaticanista Marco Tosatti, que dijo textualmente que puede existir sacerdotes “con tendencia homosexuales, pero castos y piadosos”.

Anónimo dijo...

Octavio: soy Fidel (Mi Historia hasta mi matrimoinio), soy el que hizo el comentario anterior, y lo hago en forma irónica, porque el hecho de ser homosexual no significa que no sea piadoso, Con respecto a ser casto segun el diccionario entre otras cosas dice que es ser puro, honesto y lo opuesto a la sensualidad. Yo no me considero impuro y mucho menos deshonesto, pero si sensual como creo que todas las personas en mas o menos grado lo son.
gracias, un abrazo

falel dijo...

Vamos, que Benedicto XVI, va a hacer como en el ejército USA: " Todos los aspirantes con tendencias homosexuales, se abstengan de entrar en el seminario". Me encantaría saber la táctica a seguir.
Por otro lado , de siempre es conocida la famosa frase de "vivir como una cura" , que no se refiere precisamente a que comían muy bien desde tiempos a.....
De todas maneras, se puede ser homosexual piadoso, y por sacerdocio haber hecho voto de castidad, lo que pasa es que la carne es débil, y en buena teoría, Dios acoge en su seno a todas las criaturas, ¿o sólo a los heteros?.
Recomiendo la lectura del libro "Nata Soy" del autor, Antonio Álamo, la novela es una flipada, sobre la supuesta posesión del alma del SAnto Padre.... y no os digo más
.... desternillante

falel dijo...

Pero, ¡canastos!, que me tengo que poner fino, que por muy piadosos y muy voto de castidad que hayan hecho." cada mañanita cuando me levanto, tengo la pirula más dura que un canto " ( acompañar con suave melodía) , y lo mismo dá lleve clergyman, sotana, ..... y ya me callo.