domingo, 10 de abril de 2011

No es un banquillo cualquiera


Banquillo de "Lobos de México"

No es un banquillo cualquiera. Corresponde al equipo “Lobos de México”. Un club con siete años de historia cuyos integrantes pertenecen a la comunidad LGTB y cuya filosofía se basa en el respeto y la difusión de los derechos de todo tipo de orientación sexual.


Este tipo de clubes ha comenzado a multiplicarse en España con la aparición de equipos y competiciones exclusivas para gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, cuyo máximo exponente mundial son los Gay Games, cuya última edición, celebrada en 2010 en Colonia, congregó a miles de deportistas de países de los cinco continentes.  

Lobos México es, según indican en su portal, “una organización sin fines de lucro integrada por un grupo de personas que comparten su gusto por el deporte y una identidad sexual definida, dedicada a fomentar y fortalecer la cultura deportiva integrándola al desarrollo social en específico de la comunidad LGBTH, procurando el bienestar humano sin distinción de preferencias sexuales así como también estimulando la convivencia sana con actividades competitivas y recreativas”.

Uno de los más conocidos en España es el Club Deportivo de Natación Halegatos , con más de doce años de historia, que nació en 1999 “por iniciativa de un grupo de personas, homosexuales y heterosexuales, interesadas en la práctica y promoción del deporte. El club surgió como un proyecto positivo e integrador dirigido a personas aficionadas a la natación que, siendo algunas de ellas homosexuales, no encontraban un espacio adecuado en el que ubicarse dentro del entorno gay”.

¿Demasiado exclusivo o un espacio abierto para quienes no encuentran un lugar donde se sientan cómodos? Supongo que una combinación de ambos factores.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo nunca he estado en ningún equipo exclusivo para gays, pero creo que sería divertidísimo.

falel dijo...

En general, no sucede nada si el deportista declara su condición sexual, a excepción de si es : futbolista, entonces, se arma "la marimorena". Greg Louganis, el mejor saltador de trampolín de la historia, gay, seropositivo, y guapísimo, lo dijo y aquí paz y después gloria, pero otro gallo nos cantaría si en un vestuario, sobre todo de la DIvisión de Honor, alguno osara, declararse abiertamente gay, ya lo intentó uno, y..... pa que queremos más.....
Creo que la iniciaativa de clubes abiertos ( mixtos) es "cojonuda" sorry por el exabrupto.

Anónimo dijo...

Falel ¿Quién lo intentó ????

falel dijo...

Si lo supiera, te lo diría, pero le amenazaron con rescindirle el contrato, se habló de varios nombres, pero por aquello de que el responsable de las palabras vertidas en el blog son responsabilidad de su creador, no voy a elucubrar, no vaya a ser que le demanden.