martes, 17 de mayo de 2011

Dar ejemplo a los homófobos


Lourdes Bermejo

Hoy se conmemora el Día Mundial contra la Homofobia, porque un 17 de mayo de hace solo16 años, la OMS retiró la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Esto quiere decir que en 1995 la comunidad LGTB era oficialmente esquizoide.

Alguien querrá creer que el mundo ha cambiado, pero hoy, 17 de mayo de 2011, alrededor de 80 países en el mundo criminalizan la homosexualidad y condenan los actos sexuales consensuados entre personas del mismo sexo con penas de prisión, por no hablar de la pena de muerte en algunos casos. Primero enfermos, luego delincuentes, si es necesario, exterminados.

No es que el planeta viva precisamente una ola de solidaridad gayfriendly pero los gestos, tan importantes en esta sociedad, pueden ayudar a ir derribando fronteras mentales. El lazo morado ha sido elegido en algunos países sudamericanos como símbolo de la fraternidad con las opciones sexuales.

Luego hay otros gestos mucho más fructíferos y eficaces: no hablar de 'maricones o boyeras' como insultos'; impedir que nuestros hijos se burlen de compañeros de su clase que no cumplen con los arquetipos Barbie-Kent que se les presupone a su sexo; Dejar de ver a una pareja de homosexuales como dos depravados/as violadore/as en potencia e incapaces de cumplir las normas sociales y mucho menos las familiares; En definitiva, escuchar y ver a nuestros semejantes sin prejuiciar su sexo, su aspecto, su posición social, su tendencia sexual o el lugar en el que quiere estar (ya sea en la Audiencia Nacional o en una caravana petarda y del desfile del Día del Orgullo).

Si queremos erradicar la homofobia, empecemos por dominar nuestros propios prejuicios. Felicidades y sigamos en la lucha de una sociedad más libre, coherente y respetuosa.

3 comentarios:

falel dijo...

¡Qué bonito! No cambies nunca Lou, manten siempre intacte ese espíritu de utopía. ¡Slurps!

Anónimo dijo...

Gracias amigo. Creo que la homofobia es una de las mayores injusticias de nuestra sociedad.Por desgracia, las mujeres sabemos mucho de ese rechazo o sutil discriminación, dependiendo de los casos, aunque muchas de nosotras entran al trapo para crear una ficción de igualdad. FRENTE COMUN AL MACHISMO Y LA HOMOFOBIA.

falel dijo...

No me extraña que desde la más tierna juventud nuestros caminos se cruzasen, curiosamente la vida, como si de un gran damero se tratase nos ha vuelto a colocar cerca. La sensación es .... que parece que no hemos estado separados tantísimos años, para mi , al meos, es una señal, inequívoca, de que lo nuestro es una amistad verdadera, bueno, mas que amistad, somos dos personas con una quimica afín, me alegro tanto, tanto de nuestro reencuentro que me parece un sitio publico, y con permiso del administrador del blog, perfecto para declarar que quiero a Lourdes Bermejo por su autenticidad, y por su nobleza de espiritu, en fin, las personas cambiamos, algunas, incluso hasta límites irreconocibles, ella ¡ NO!