viernes, 27 de mayo de 2011

El lado más oscuro al otro lado del charco


No es que Europa sea un oasis de derechos y respeto a la comunidad LGTB. La iniciativa de Amnistía Internacional para apoyar la celebración del Orgullo Gay en los países del Este de Europa demuestra que en el viejo continente existen dos velocidades en materia de derechos. Sin embargo, si mirados al otro lado del atlántico, en Latinoamérica, las cifras son escalofriantes.

A pesar de la aprobación del matrimonio gay en Argentina y los avances experimentados en algunos países, los asesinatos contabilizados nos indican que queda mucho camino que recorrer. Es cierto que el índice de criminalidad es superior a los que existen en Europa, pero sigue siendo muy preocupante que ser gay o lesbiana sea una condición de alto riesgo.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay,  afirmó el pasado 17 de mayo, con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, que “los crímenes de odio contra lesbianas, hombres homosexuales, bisexuales y personas transgénero están aumentando alrededor del mundo”. Latinoamérica no escapa a esta alarmante realidad, como bien lo demuestran los siguientes datos provistos por el Foro de Diversidad Sexual del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo).

El portal Sentido G publica los siguientes datos:

539 transexuales fueron asesinadas en Latinoamérica, entre 2008 y 2010; mientras que 50 activistas LGBT fueron asesinados sólo en el año 2010.

400 crímenes homo/lesbo/transfóbicos se produjeron en México, entre 1995 y 2005; 19 asesinatos se registraron en ese mismo país, en lo que va del 2011.

260 personas LGBT fueron asesinadas en Brasil en 2010; Adriana Almeyda fue asesinada por ser lesbiana, en marzo de 2011.

171 homicidios de personas LGBT se produjeron en Honduras, en los últimos 5 años.

127 personas LGBT fueron asesinadas en Colombia, entre 2008 y 2009.

7 personas trans fueron torturadas y asesinadas en Bolivia, durante el año 2010.

4 asesinatos de personas LGBT se produjeron en Venezuela, en lo que va de 2011.

2 suicidios por hostigamiento se llevaron a cabo en Argentina, en lo que va de 2011; este año también fue asesinada Alejandra Yagualca, en el Cerro San Bernardo, por ser travesti; en marzo de 2010, Natalia Gaitán fue asesinada por lesbiana, en la ciudad de Córdoba.

4 de cada 10 personas LGBT sufren violencia física en Nicaragua, y 2 de cada 10 son víctimas de violación.

1 persona LGBT es asesinada cada semana en Perú.

La homosexualidad es considerada un delito en Barbados, Belice, Jamaica, Guyana y Trinidad y Tobago.

Las instituciones para “curar” a gays y lesbianas son frecuentes en Ecuador, Perú y México.

Un decreto impide que gays y lesbianas formen parte del cuerpo de seguridad, en Panamá.

Fuente: SENTIDO G

1 comentario:

falel dijo...

Es increíble que una simple decisión de alcoba, desencadene tanto odio, hasta el extremo del asesinato.
Me aterroriza pensar y a la vez me apena ver personas que no ven más allá de sus narices y que no son capaces de ver al ser humano.
Desde luego, no es comparable, pero yo que he recibido insultos, palizas, vejaciones, y que llegué a creer que todo aquello no me había dejado huella, que tonto, haces todo lo posible por quedarte con los ratos positivos, los amigos que te querían, pero,, gracias a otros problemas que no vienen al caso, bueno si vienen, pero me los guardo para mí, descubrí, la tremenda coraza, tan tremenda que parecía de titania y que ni yo mismo reconocía, tenia tan afectada mi autoestima que ni mis mejores amigos daban crédito, gracias a personas como Carolina, mi terapéuta, he logrado aceptar, pulpo como animal de compañía, lo que pasó, pasó, y desde luego, personas como yo se encuentran poquisimas en el camino.