martes, 31 de mayo de 2011

Hablemos sobre VIH




“VIH/sida aquí y ahora. Hablemos…” es una campaña de la FELGTB con una estrategia innovadora en la prevención de la transmisión del VIH entre hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), cuyas características principales son el uso de medios audiovisuales y de Internet para la divulgación y la visibilidad de las personas VIH-positivas mediante siete testimonios.

Rafa, Kike, Marcos, Quim, Joan, Antonio y “Roberto” (el único con nombre figurado) cuentan de tú a tú distintos aspectos que hacen referencia a la infección por VIH, a la necesidad de hablar del VIH, de prevenirse y de realizarse la prueba si se ha tenido una práctica de riesgo, y sobre todo con su imagen invitan al conocimiento de la realidad del VIH porque no son actores ni figurantes, son siete personas que en algún momento de su vida se infectaron de VIH. Todos los testimonios pueden verse en la página web www.vih-hablemos.com, herramienta principal de la campaña.

Sus siete protagonistas son de diferentes edades y se han infectado en diferentes momentos de su vida, pero comparten el afán por trabajar la prevención del VIH porque “merece la pena”.

Según datos de ONUSIDA en su Informe sobre la epidemia mundial de Sida de 2008 “los HSH continúan siendo el grupo poblacional más expuesto al riesgo de contraer el VIH en los países de Europa occidental”, y según el Ministerio de Sanidad “en nuestro país más del 10% de los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres está infectado por el VIH”.

La campaña busca que la gente vuelva a hablar del VIH, vuelva a tenerlo presente, para mantener la práctica de un sexo más seguro y el uso de métodos de prevención y para que se hagan la prueba del VIH si han tenido alguna práctica de riesgo, porque lo peor de tener el VIH es no saberlo.

2 comentarios:

falel dijo...

Desde que se empezaron a conocer los primeros casos de VIH en España, allá, mid 80's,la información, como casi todo en este país, y, sí, me duele decirlo, tenías que obtenerla tú, porque las campañas a lo largo de todos estos años, desde mi punto de vista no profesional, han sido incompletas, sesgadas, partidistas, alarmistas, equívocas y en muchas ocasiones utilizadas como arma.
Durante muchos años el estigma de ser portador@ del virus de inmunodeficiencia humana ha sido sinónimo de algo así como " te lo mereces, por vicios@", ojo, no digo todo el mundo, pero un gran número de cabezas, supuestamente amuebladas, pensaban así, entre ellas, mi madre.
Voy a contar un par de historias, cambiaré los nombres, excepto el mío, por aquello de la privacidad, y no herir sensibilidades.
Corría el año 1989 , y conocí a Manuel en una piscina pública madrileña, era 11 años mayor que yo, y nos gustamos, esa misma tarde acabé en su casa. Nada más abrir la puerta , lo primero que hizo fue escuchar los mensajes de su contestador, todavía eran aquellas grabadoras que apretabas un botón y se enteraba hasta la portera de todas tus llamadas,uno de los mensajes, y no me preguntéis porqué, me hizo sospechar, que digo sospechar, tuve la certeza en aquel preciso momento que Manuel era portador del VIH, os imaginareis que me puse histérico, un mozalbete de 22 años y esa situación, pues no, follamos, nos seguimos viendo, y yo , iluso de mi, esperaba el momento en el que Manuel, a medida que la relación se afianzaba, me contase algo tan importante, pasaron las semanas, y nada, por lo qu mi apetito sexual decreció paulatinamente, no por miedo, sino por desconfianza, de preservativos, no quería ni oir hablar, y al cabo de 9 meses, me dice que vamos a tener que dejar la relación, porque no quiere salir a buscar fuera lo que no tiene en casa. En ese instante, le pregunté si tenía algo que decirme, claro, me dijo que no, yo insistí, y él, erre que erre, que nada, total, que se lo tuve que recordar yo, segundo en el cual se hizo un mar de lágrimas y me lo terminó por comentar. Tenía miedo al rechazo.
Aún hoy, pienso si el simple hecho de tener frente a ti alguien como yo, no te da valor para , si de verdad quieres a alguien, comunicar algo tan,tan importante, porque yo si tengo que renunciar o al amor o a la amistad a costa, en el hipotético caso que se contagiase fácilmente,de las personas que quiero, welcome VIH.Respeto el miedo de cada uno, pero también hay que respetar a quien tienes al otro lado. Yo creo que hay que activarse, concienciar a la juventud de hoy, que está convencida de que se ha convertido en una enfermedad crónica, y no, EL VIH, sigue matando, sigue destruyendo vidas, y es taan sencillo de parar como ponerse un condon con lubricante.
La siguiente historia otro día.....

Por cierto,yo tuve suerte, no me lo contagió,por esome comporto en ocasiones como si lo tuviese, no me dejo llevar, he perdido espontaneidad y ganado en vida.

Anónimo dijo...

Hay un nuevo rebrote de casos de sida en la comunidad gay. Después de tanta labor de concienciación para nada. Se toman tres copas y se pierden en la oscuridad y al día siguiente se arrepienten