sábado, 28 de mayo de 2011

Orgullo Gay 2011: Salud e igualdad por derecho


Una vez conseguido el derecho al matrimonio entre las personas del mismo sexo (si el Tribunal Constitucional no dice lo contrario), los organizadores del Orgullo LGTB de Madrid, que se celebra del 29 de junio al 3 de julio, reivindican en esta ocasión “Salud e igualdad por derecho”.

Dicho en otras palabras: la lucha contra el sida se mantiene más viva que nunca y, un año más, se exige que el PP retire el recurso que mantiene en el mencionado Tribunal. 

Chueca, en el corazón de Madrid, se prepara un año más para acoger la fiesta más multitudinaria que se celebra en la capital de España. El arco iris volverá a inundar las estrechas calles que bordean la Gran Vía y el sábado, 2 de julio, avanzará, como cada año, desde la Puerta de Alcalá hasta la plaza de España.

Este año, según publica el diario El País, “los actos estarán dedicados a la lucha contra el sida. El lema Salud e Igualdad por derecho pretende devolver al primer orden el VIH por el repunte de su incidencia en la población homosexual y en el colectivo transexual que se dedica a la prostitución”.

La marcha busca, además, mostrar el rechazo al recurso del PP ante el Tribunal Constitucional sobre la Ley de matrimonio homosexual. "No vamos a permitir ni un paso atrás en los derechos que hemos conquistado", ha afirmado el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Antonio Poveda, quien ha lamentado el "retroceso" en la lucha contra el VIH que han sufrido las autonomías donde gobierna el PP.

Este año, la plaza de Vázquez de Mella va a concentrar las iniciativas culturales con dos exposiciones sobre la visibilidad del VIH y sobre los últimos 30 años de lucha contra el sida. Las actuaciones escénicas (teatro, danza, música) tendrán lugar en la plaza del Rey.

Toda la información en el siguiente enlace: http://www.mado2011.es/

1 comentario:

Lulu dijo...

Parece mentira que sea un colectivo social el que abandere una lucha sanitaria. (La iglesia abandera el derecho a la vida para después cercenarla demonizando el condón)