viernes, 27 de mayo de 2011

Quién dijo que Loewe y la cosmética eran cosa de mujeres


Esta mañana entré en una perfumería y pregunté por un tónico para la cara. La dependienta se quedó mirándome y me soltó “no hay para hombres”. ¿Y quién te ha dicho que quiero uno para hombre?, le respondí yo. Atónita, salió disparada por el pasillo a la caza del primero por temor a una respuesta más brusca.

Andan las casas de cosmética inmersas en una campaña absurda para atraer la atención de los hombres y que las cremas no sean exclusivas para las mujeres. Es cada vez mayor la oferta de cremas para hombres y cremas para mujeres. No dudo que haya variaciones en el contenido del producto, pero me huele más a marketing que a otra cosa.

La cosmética, como los bolsos, no es sólo para mujeres. Y rescato aquí una noticia que leí en no sé qué portal sobre Loewe y su apuesta por los impresionantes (no lo digo yo, sino la crónica) de bolsos para hombre.

Las grandes firmas, que huelen el dinero a la legua, están decididas (dice la noticia) a cambiar la concepción feminista que se tiene de los bolsos y hacer de estos un must cien por cien masculino, guardando un rincón en cualquier armario reservado para el hombre.

Y es que nosotros también tenemos cosas para llevar de un lado a otro y no siempre caben en los bolsillos de los pantalones. Por eso Loewe, en un acto de altruismo a más de 200 euros la pieza, ha decidido adaptar al género masculino sus míticos bolsos.

Para ello ha creado una línea que aúna sobriedad, elegancia y sofisticación. ¿Sobrio y sofisticado? Que alguien me lo explique. Y añade que “se acabaron los bolsos tristes y aburridos. Llega la hora de lucir elegante de arriba a abajo con Loewe y sus preciosos detalles en el diseño, atractivos colores y siempre fiel a su estilo”.

Desde el clásico 'Amazona' en versión XXL para los looks más deportivos y urbanitas hasta la comodidad de las manejables bandoleras. Y todo utilizando los míticos materiales de Loewe como la piel o la napa y en colores de lo más variado: azul, negro, beige, granate...

Coincidirán conmigo en que departamento de marketing de Loewe no se ha estrujado mucho las neuronas para vendernos las bandoleras o los bolsos tamaño gigante donde guardar el kit de belleza que la dependienta de la tienda a la que fui esta mañana creía reservado para las mujeres. Anda que si le llego a pedir un bolso de Loewe para hombre… 

1 comentario:

falel dijo...

Tenías que haber ido a Loewe, seguro que tenían tónico.