domingo, 19 de junio de 2011

¿Cuál es el motivo de tanto odio?




Diecisiete personas fueron detenidas en la ciudad croata de Zagreb por insultar a los 2.000 participantes en la manifestación del Orgullo Gay. Los detenidos usaron, en esta ocasión, aparte de los improperios e insultos, piedras, petardos y bombas de humo contra los manifestantes.

El enorme despliegue policial, compuesto por 700 agentes, no fue suficiente para frenar a quienes, con una inquina fuera de lo común, se presentaron, un año más, en la celebración del Orgullo Gay para intimidar a los participantes y escenificar su oposición a que la comunidad LGTB de dicho país acceda a los derechos que les corresponden y reclaman.

¿Cuál es la causa de tanto odio? Las autoridades croatas se vieron obligadas a desplegar a casi un agente por cada dos manifestantes para impedir que en Zagreb se repitiesen los hechos que, una semana antes, motivaron la suspensión del desfile en Split (como puede verse en el vídeo de este post). Pese a ello, la furia de los intolerantes obligó a la policía a detener a 17 personas y los disturbios dejaron tras de sí no sólo a varios heridos sino, sobre todo, la sensación de que la homofobia es un problema que va a requerir de mucho esfuerzo para acabar con ella en Croacia y en otros países del antiguo bloque del Este.

Las manifestaciones del Orgullo LGTB convocadas en dichas naciones han sido noticia por la oposición de las autoridades locales a autorizar las mismas o las amenazas públicas realizadas por distintos grupos para intimidar a sus organizadores y participantes.

Muchos de esos países forman parte de la Unión Europea y, pese a que están obligados a respetar los derechos fundamentales, algunas autoridades han demostrado, un año más, que están dispuestas a hacer frente a los dictados de Bruselas para seguir abrazando la intolerancia contra los homosexuales.

Esta semana, aparte de los episodios de agresiones registrados en algunos países, asistimos a la aprobación por parte de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU de una resolución a favor de los homosexuales pese a la fuerte oposición de los países islamistas. Muchos han calificado esta aprobación de histórica. Es probable que lo sea, pero no deja de ser una paradoja que la organización que auspicia la defensa de los derechos humanos haya tardado más de 50 años en lograr que se apruebe una iniciativa a favor de la comunidad LGTB.


No hay comentarios: