jueves, 7 de julio de 2011

“Estoy harto de que los tripulantes sean gays, ancianos y abuelas”




Un piloto de la compañía estadounidense Southwest Airlines ha sido suspendido después de protagonizar una conversación con su copiloto, tras despegar del aeropuerto de Houston, en la que se quejaba de que su tripulación estuviese compuesta por “homosexuales, ancianos y abuelas”.

Pilotos de otras compañías y el personal del servicio de control escucharon, en directo, una conversación que se ha disparado como la pólvora por la Red y ha provocado la suspensión del piloto de la compañía de bajo coste norteamericana.

La conversación se produjo el pasado mes de marco y, según publica NBC Chicago, el piloto se olvidó de apagar la frecuencia de control de tráfico aéreo y tanto otros pilotos como el personal de la torre de control pudo escuchar íntegramente el diálogo que mantuvo con su copiloto.

Un controlador intentó, incluso, que ambos se percatasen se que tenían el micrófono abierto, pero ni uno ni otro captaron la indirecta: "Bueno, alguien tiene un micrófono pegado y está diciendo cosas que los demás no tendríamos que saber", dijo infructuosamente un controlador.

La aerolínea, tras dispararse el escándalo en Internet y en los medios de comunicación, decidió suspender al piloto sin derecho de sueldo y le ha obligado a realizar una especie de curso de comportamiento antes de reincorporarle a su plantilla.

En un comunicado, la aerolínea dice que "las palabras del piloto son incompatibles con su conducta profesional y con el respeto general que requerimos de nuestros empleados".

El piloto, cuya sede es Chicago, se había quejado con su copiloto de que en los últimos seis meses sólo había tenido oportunidad de tener vida nocturna en tres ocasiones, porque sus tripulaciones estaban llenas de homosexuales, ancianos y abuelas.

No hay comentarios: