martes, 12 de julio de 2011

Viaja a los Eurogames de Rotterdam desde 749 euros




A aquellos que anden perdidos en la Red a la caza de un viaje de última hora y estén al borde de un ataque de nervios frente al teclado sin saber si tirar hacia una isla griega o perderse en los Fiordos, GaySeNace (GSN) les propone una alternativa ideada por Catai Tours: un viaje de cuatro días a los Eurogames de Rotterdam, en Holanda, por 749 euros.

 6.000 deportistas gays, lesbianas, transexuales y bisexuales de casi todos los países europeos se darán cita en la ciudad holandesa para participar en las competiciones deportivas y otros actos culturales y festivos paralelos. Una cita que, según los organizadores, “será de una magnitud sin precedentes” en una ciudad de ensueño para los amantes de la arquitectura contemporánea.

Todo el programa se encuentra disponible en http://www.eurogames2011.eu

La propuesta de Catai Tours, disponible en su portal desde 749 euros, es la siguiente:

Dia 1 España / Rotterdam (jueves)
Salida en vuelo directo de la compañía KLM desde Barcelona/Madrid a Amsterdam. Llegada y traslado en minivan de máximo 8 personas al hotel en Rótterdam (aprox 1 h). Llegada al hotel. Tiempo libre y por la noche posibilidad de asistir a la ceremonia de inauguración de los Eurogames 2011. Alojamiento en Hotel.

2 Rotterdam (viernes)
Desayuno. A la hora indicada realizaremos un tour de la ciudad en privado en minivan de 8 pax. Tarde libre, tiene opción de asistir a los juegos o dar un paseo por la ciudad. Por la noche podrá explorar la vida nocturna de Rotterdam. Alojamiento

3 y 4 Rotterdam (sábado)
Desayuno. Día libre para realizar actividades. Alojamiento

5 Rotterdam / España (domingo)
Desayuno. A la hora indicada traslado el hotel para tomar vuelo con regreso a España.

Rotterdam se encuentra situada al suroeste de Holanda, a 30 kilómetros del mar y tiene el privilegio de poseer el Europoort, el puerto más grande de Europa y el segundo más grande del mundo después del de Singapur. Rotterdam es una ciudad diferente a todas las centroeuropeas con un diseño arquitectónico moderno, atrevido, desafiante. Sus calles y edificios no concuerdan para nada con el estereotipo de ciudad holandesa. En la ciudad donde más de 160 culturas se mezclan y conviven, hay un ambiente tolerante hacia la comunidad gay y lesbiana. La vida nocturna no es enorme, pero lo suficientemente buena para pasar un buen rato.