sábado, 13 de agosto de 2011

Arnoldo (30 años) y Juan (26 años). Venezuela



Arnoldo Rondón, de 30 años, y Juan Mijares, de 26 años, aprovecharon sus vacaciones en Europa para conocer en primera persona el Orgullo LGTB de Madrid. Ambos reconocen que en España “existe una libertad plena”. Una libertad que echan de menos en su país, en Venezuela, en donde la homosexualidad se vive con ciertas limitaciones. Arnoldo asegura que, pese a que siempre supo que era gay, no dio el paso definitivo hasta que vivió su primera relación seria con un chico. Una relación que duró diez años. Pese a que vive abiertamente su homosexualidad desde hace diez años, reconoce que parte de su familia desconoce su orientación sexual y que es muy selectivo con las personas a las que le dice que es gay. Juan también vivió una situación casi similar. Tuvo una novia durante tres años hasta que decidió dar carpetazo a aparentar lo que no era y salió del armario. ¿Su consejo para aquellos que se niegan a reconocer que son gays? Que se acepten como son y que sean felices. 

No hay comentarios: