lunes, 29 de agosto de 2011

Francamente querida, me importa un bledo


“El American Film Institute proclamó "Francamente querida, me importa un bledo" como la frase más memorable de la historia del cine. Estamos de acuerdo, pero también creemos que hay otras mucho más interesantes que pasan desapercibidas y que se merecen un homenaje a modo de camiseta”. Esta es la carta de presentación en su página de Facebook  de la empresa de diseño y venta online de ropa que lleva el mismo nombre que la memorable frase pronunciada por Gable en la escena final de “Lo que el viento se llevó”.

Las creaciones de “Francamente querida” están vinculadas al cine.  Han homenajeado con sus diseños a Pedro Almodóvar con referencia a  una de las escenas inolvidables de “Laberinto de pasiones”. ¿Recuerdan la nota escrita por McNamara en una terraza del rastro en la que anotaba “Me gustaría hacerte Pheliz (Taylor)”?

Ahora el turno le corresponde a uno de los clásicos del cine gay: “Brokeback Mountain”. En este caso, han seleccionado una de las frases del atormentado Jack Twist en su enésima crisis con Ennis del Mar: “Ojalá supiera cómo dejarte”. O "Jack, I swear..."

Más información:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me quedo con la de mcnamara, aunque yo hubiese elegido pásame el lipstick, querida

ObeBlog dijo...

Ummmm, qué interesante, voy a echar un vistazo a la Web, hay bastantes frases que han quedado para la posteridad, como aquella de Al Pacino en El Padrino III:

"De qué sirve confesarme, si no me arrepiento?".!!

Bss

Octavio Caraballo dijo...

Muy buena, aunque yo apuesto más por las de Almodóvar, como aquella de Marisa Paredes en la flor de mi secreto: "Excepto beber qué difícil me resulta todo". Jajajaja. Besos!!!!