martes, 29 de enero de 2013

Juan Domingo, 43 años (Perú)



El testimonio de Juan Domingo es a la vez hilarante y entrañable. En su Lima natal, donde la homosexualidad está "satanizada", descubrió que ser gay no era "asqueroso", aunque su primera experiencia no terminara de convencerle. La segunda parte de su particular odisea fue luchar contra la intolerancia del entorno. Su madre lo llamó "travesti" y la sociedad en general, lo trató con condescendencia, como "a un enfermito". Sin embargo, aunque la historia de este peruano tiende más al drama que a la comedia, la forma de enfocarla de su protagonista despertará seguramente una sonrisa a quien lo escuche.

No hay comentarios: