domingo, 29 de julio de 2012

Microrrelato finalista (23): Un hombre de verdad

Fotos de Corralejo
Esta foto de Corralejo es cortesía de TripAdvisor


Iago Prado


El tiempo transcurre como la arena que se cuela entre mis dedos tan caliente por el día pero tan fría en esta noche. Como hace justo un año, en este mismo rincón de mi Corralejo donde nos vimos por primera vez, donde nos enamorábamos como adolescentes, donde reíamos y desnudábamos nuestras almas; aunque yo atesoré un secreto que no te compartí por miedo a perderte. Fui cobarde, no tuve pelotas en ningún sentido.

Al final todo sale a la luz, y cuando no palpaste más que vacío entre mis piernas atisbé tu decepción y no volví a saber de ti hasta que recibí tu nota el día que partiste. Un año eterno en que me sentí miserable pero que me empujó a conseguir lo que me faltaba para ser yo mismo de verdad, un año que no supe más de ti por más cartas que te remití.

Y esta noche has vuelto, buscándome en nuestro lugar, sonriéndome como entonces. Tu beso borró los malos tiempos, mi mano guió la tuya para que sintieras lo que me faltó entonces. Tu sonrisa se ensanchó más, diciéndome “ya eras un verdadero hombre cuando te conocí, y fui tonta al no darme cuenta”.

No hay comentarios: